Chip capaz de detectar el VIH

Chip capaz de detectar el VIH

Un equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) nos da la oportunidad de tener la detección del VIH/sida por medio de un chip de medio milímetro, estos investigadores han desarrollado un biosensor capaz  de detectar esta terrible infección: VIH tipo 1 en la primera semana después de la infección. Los experimentos para probar el funcionamiento y la seguridad de este dispositivo se hicieron con suero humano, se detecta el antígeno p24, una proteína que se encuentra presente en el VIH-1 en concentraciones 100.000 veces inferiores que los sistemas que hoy existen, los cuales detectan el virus tres o cuatro semanas después del contagio.  Supera enormemente su capacidad dadas las anteriores explicaciones y los anteriores datos. Entre otras de sus ventajas vemos que el tiempo total del ensayo es de cuatro horas y 45 minutos y tendremos los resultados clínicos en el mismo día.

Se tiene como idea que la detección rápida es una de las maneras para la prevención de la transmisión de este virus. Según Patricia Kosaka:

“El potencial de infección del VIH en la primera etapa del contagio es mucho mayor que en etapas posteriores”, según esta investigadora lo que nos quiere explicar es que cuanto antes se inicie la terapia antirretroviral, mayor será la mejoría en el control inmunológico y la preservación de la función cognitiva.

Funcionamiento   del nuevo chip que detecta el VIH

Este biosensor combina estructuras micro mecánicas de silicio con nano partículas de oro, las cuales funcionan con anticuerpos específicos al p24.  El suero es incubado sobre ese sensor durante una hora y, al final del ensayo, los antígenos del VIH-1 (en caso de que los hubiera) se quedaran atrapados a modo sándwich entre las partículas de oro y el silicio.

Javier Tamayo persona que trabaja en el Instituto de Microelectrónica del CSIC, explica que la combinación de esas dos estructuras produce señales ópticas y mecánicas de “extraordinaria sensibilidad” para detectar este terrible virus que es el VIH-1. El investigador dice: “La sangre tiene más de mil proteínas diferentes e intentar detectar una cantidad tan pequeña de antígenos es como buscar una aguja en un pajar”.

En cuanto a la posibilidad de un comercio expandido por el mundo en cuanto a este chip, los científicos explican que el silicio permite desarrollar tecnologías baratas que vuelve más posible la producción en gran escala y bajo coste del biosensor.

Los científicos están poniendo en marcha cada una de las pruebas y aprobaciones que necesita este chip para ser llevado a los hospitales y laboratorios en los próximos tres o cuatro años.

Por otro lado de la tecnología y la combinación de la ciencia, Tamayo, considera que, en el futuro esa tecnología puede fusionarse con los teléfonos móviles para que esos aparatos simplifiquen los diagnósticos.

En este momento, dicho sensor, está siendo aplicado en la detección precoz de algunos tipos de cáncer, como lo es el cáncer de próstata: se utiliza el mismo tipo de chip, es decir, la parte física. Se incuban en el sensor soluciones específicas para detectar los Bio marcadores que indican la presencia de células cancerígenas.

Related Post